Translate

lunes, 1 de marzo de 2021

miércoles, 30 de diciembre de 2020

Como cuesta dejarlos crecer.

Desde el punto de vista del crecimiento cognitivo para Daniel ha sido un año escolar perdido, aunque la Institución Andrea Jimenez le ofreció clases virtuales, no pudimos asistir porque las laptops estaban siendo utilizadas para trabajar, y no será hasta 2021, que podamos incorporarnos de nuevo a las clases virtuales, porque ya por fin tenemos una portátil adicional.


Como cuesta dejarlos crecer.

Mientras tanto, y dada la falte de roce social, Daniel ha reducido su lenguaje, no porque no pueda hablar, sino porque con fichas y señas se da a entender, y eso hace, que el prefiera enseñarnos una ficha que pedir leche, por ejemplo. 




Las fichas las colocamos en la sala, en una pizarra, y él las usa cuando necesita pedir algo. No obstante, sabemos que puede hablar, incluso dice palabras complejas. Como TRANQUILA.

El otro día, lo estaba molestando con cosquillas, y dijo, 2 veces, DÉJAME EN PAZ.

Así que creo que el factor chineo, está pesando mucho en su negativa a hablar. Tampoco a dejado el pañal, él nos avisa cuando está sucio y ocupa cambio, pero no hemos sido disciplinados en educarlo a dejar el pañal, todavía sus piernas no llegan al piso cuando se sienta en la taza, y eso le da mucho miedo. ya cumplió 8 años, pero sigue siendo talla 5.





Por lo demás, es un chamo de 8 años como cualquier otro, le gustan las peleas a puño, se agarra de trancazos con la hermana a veces, Kedna es la única que lo trata como un chamo de su edad, su padre, su niñera y yo, pecamos de tratarlo como un bebé, nosotros somos la principal razón de su atraso en ese sentido.

No es fácil dejarlo crecer, se nos ha hecho terrible, y hemos extendido los chineos de bebé, en vez de reducirlos, a veces, duerme con nosotros, lo que no hizo cuando estaba de biberón.


Daniel, las pocas veces que va al parque a jugar, y se topa con vecinos de su edad, se integra de lo mejor a jugar con ellos, pero a mí (mamá de Dani) me da miedo que le vayan a hacer bullying, también me da miedo que lo tumben jugando fútbol, porque el mide casi la mitad de lo que miden los demás, es muy delgado y bajito, es la niñera (Evelyn) la que lo lleva la parque, así yo no veo, ni lo saboteo. Evelyn dice que lo tratan con cariño y que lo saludan con un choque de puños.

El papá de Daniel, tampoco colabora, lo trata como a un bebé, se la pasa jugando con él, 24/7, en éstos días que ha trabajado desde nuestra casa, ellos pasan jugando, desde que sale el sol, hasta que anochece, luego cuando Ricardo quiere darle una orden, y Dani no le para bola, le sube el tono de voz, pero Daniel lo ve como un compañero de juegos, su favorita. Ricardo, le presta muchísima atención, Dani lo interrumpe 10 mil veces al día, en cambio, cuando su papá no está, Daniel en un chamo muy independiente.


Como a todo niño moderno, le gusta ver videos en YouTube, los mira en distintos idiomas, a veces pienso, que eso de ver videos en Ruso, Inglés, Coreano, Portugués, y Español. Puede estar causando algún tipo de confusión, pero cuando le pregunto sobre objetos, colores y animales, en español, él los señala sin dificultad y de inmediato. Así que confundido no está.





Como todo niño también le gustan las aplicaciones del celular, su favorita es una donde él es el dentista de animales, es muy intuitiva, así que él no necesitó ayuda para dominarla, él sólo descubrió cómo usarla, y le encanta, limpiar dientes, poner frenillos, sacar abscesos, cepillarlos, blanquearlos. En fin, después de jugar casi siempre quiere limpiarse sus dientes, lo que es maravilloso.

Al ser tan pequeño, aún tiene una bañera en la tina, con la que juega con sus juguetes, largos ratos en el agua.

Ésta navidad los abuelos le regalaron un micrófono, el cual disfruta muchísimo, el tararea muy bien, sigue el ritmo y la melodía, por lo que sé que sus oídos están muy bien, sí escucha, porque imita perfectamente, cuando quiere.

Le compramos un juego con fichas para que diga las palabras, pero él muy vivo, prefiere hacer las señas, así que tendré que ponerme a jugar con sus papá a ver si se anima a decir el nombre, del objeto o el animal que salga en las fichas.

Visita a Dani en su Instagram https://www.instagram.com/creciendocondani/

Para que no te pierdas ni una foto o video, de Daniel.












Besos a todos.
Dani.



Éste BLOG forma parte de la plataforma de marketing de contenido diverso www.madeleinecasmo.com - Content Magazine

domingo, 19 de julio de 2020

Fiesta de la alegría en Cuarentena

 Fiesta de la alegría en Cuarentena

El mes pasado las maestras de la Institución Andrea Jimenez, llegaron a la casa con varias sorpresas para Daniel.

Pero traían puestas las mascarillas por la cuarentena del Covid-19, y al principio Dani se asustó mucho, el niño simplemente no las reconoció y se pegó un gran susto cuando llegaron al garage de la casa gritando, celebrando por verle, venían todas lindas disfrasadas y planeaban jugar con Daniel pero costó que se calmara y las atendiera como se debía.










 Las maestras elaboraron un collage e imprimieron las camisetas para cada uno de los alumnos que visitaron ese día.

 Cuando está de humor a Daniel le gusta posar para las fotos.



 Le trajeron como pueden ver, globos, y además, unas galletas de Alfajor, rellenas de leche condensada con la figura de su amado HULK impresa.



Lo más difícil de la cuarentena es ver como a Daniel le afecta la falta de socialización lo que le estaba ayudando montones a soltar la lengua, ahora dice menos palabras, no porque se le olvidaran o quizás sé, el punto es que en casa usa unas fichas para enseñarnos cuando quiere algo, y se ha vuelto un poco perezoso para hablar, no obstante, aprendió a decir "Tranquila" y lo dice todo el tiempo.

Tranquila, es una palabra compleja y difícil de pronunciar y lo hace perfecto, así que asumimos que él no quiere hablar, sino comportarse como un niño más pequeño de lo que es en realidad. A pesar de su baja estatura, ya Daniel tiene 7 años, parece mentira pero es así, aunque aún pueda usar ropa talla 4.

Sus habilidades cognitivas van super bien, él reconoce por nombre montones de animales, de la granja, domésticos o salvajes, los identifica con rapidez, así como los colores primarios.

Temo que ésta cuarentena se prolongue aún más y pierda también el otro año, eso sería trágico para él  y sus amigos.

Recibimos 3 días de clases virtuales, en realidad son 40 minutos cada clase virtual, y me cuesta un mundo lograr que Daniel suelte le teléfono y se concentre en la clase. Pero lo logra.

¿Y a ustedes cómo les ha ido con la clases virtuales con sus hijos especiales?

https://www.creativoscat.com/courses/

Éste BLOG forma parte de la plataforma de marketing de contenido diverso www.madeleinecasmo.com - Content Magazine